Actualidad sahara

Carta abierta de un refugiado saharaui

18 Feb 2011
Carta abierta de un indignado refugiado saharaui dirigida a los mandatarios de la Unión Europea con copia a todas las ciudadanas y a todos los ciudadanos europeos:
Señoras y Señores,

Hoy es un día triste más en la larga tragedia a la que está sometido el pueblo saharaui, durante 35 años frente a la sangrienta ocupación y el saqueo sistemático de sus recursos naturales, por el tirano Reino Alauita de Marruecos con el apoyo, el aliento y la complicidad de los gobiernos de Francia y ahora España.

Hoy 18 de febrero de 2011 en el calendario del respeto de los derechos humanos y la democracia. Aunque también un día más de la historia de violaciones de derechos humanos y del olvido que el pueblo saharaui lleva sufriendo durante más de tres décadas.

La Unión Europea (UE) para permitir a la Comisión Europea (CE) que negocie la prórroga de un año el actual acuerdo pesquero con Marruecos, que expira el día 27 de febrero, según han informado fuentes comunitarias. Nos dicen, que fue una decisión consensuada a la que solamente se opusieron Suecia y Dinamarca (Reino Unido por el momento se reserva su decisión), lo que prueba que la UE es valedora de una injusticia que lleva practicando demasiados años. Por lo tanto, los países que lo han permitido se han convertido en cómplices del crimen que se perpetúa frente a sus narices y delante de sus ojos, de manera sistemática.

Nos dicen, que varios países se opusieron a la demanda de Francia y España de prorrogar el tratado ilegal para dos años y solo accedieron cuando se propuso la prolongación a un año y además, con el “importante” compromiso de la Comisaria Damanaki de informarles de los últimos datos (seguramente falsos) remitidos por Rabat en diciembre de 2010 y que su departamento no ha terminado de estudiar. Señora Damanaki, no es necesario estudiar ningún informe de un régimen opresor como el Marroquí para saber que 165 000 saharauis malviven en campamentos de refugiados, que nunca han recibido ni un céntimo de las jugosas compensaciones financieras que otorga año tras año la UE al ocupante Marroquí. Como lo es también el caso de los cerca de 30 000 saharauis quienes se instalaron, en octubre de 2010, en un campamento de fortuna en Gdeim Izic, en protesta justamente por la degradación de su condición socio económica. El movimiento con el que de repente ustedes se han solidarizado de los jóvenes de Túnez o Egipto que ha puesto patas arriba los estados que negaron sus derechos durante décadas, tuvo su primera expresión en el campamento saharaui de Gdeim Izic en donde los saharauis reclamaban sus derechos y fueron reprimidos.

Como tampoco es necesario mucho esfuerzo para saber que ese país continua violando sistemáticamente lo derechos humanos en los territorios ocupados. Basta con echarle una merida a los multiples informes de las organizaciones internacionales de derechos humanos, de las asociaciones saharauis e incluso de las propias organizaciones marroquíes.

Vuestra postura, señoras y señores defensores de los valores de la Europa democrática y solidaria con los pueblos, indigna. Por favor, recapaciten, porque recapacitar es de sabios. La vergüenza es también una energía para cambiar las cosas frente un pueblo que no reclama más que expresar libremente su futuro y hacerse dueño de lo que siempre ha sido suyo: el Sahara Occidental para las y los saharauis.

Aprendan de los errores en vez de perpetuarlos. No alienten al agresor en su agresión y al opresor en su represión. En el caso que nos ocupa, la solución jurídica esta en vuestras manos y es la que ofrecen los servicios legales del Parlamento Europeo (en su dictamen sobre el acuerdo de pesca entre la EU y Marruecos) ya que afirma en su punto 8: “Sobre la base de los elementos disponibles actualmente (las capturas de buques con bandera de la UE en aguas del Sáhara Occidental y la falta de pruebas en los programas anual y plurianual de que la explotación de los recursos pesqueros en el Sáhara Occidental beneficia realmente al pueblo saharaui), se recomienda encarecidamente que la próxima reunión anual, o una reunión especial de la Comisión Mixta, aborde estas cuestiones con el fin de encontrar una solución amistosa que respete plenamente los derechos del pueblo saharaui de acuerdo a la legalidad internacional. Si dicha solución amistosa no se produjese, la Comunidad debe prever, o bien la suspensión del acuerdo de conformidad con sus Artículos 15 y 9 del Protocolo, o bien la aplicación del acuerdo de forma que los buques de bandera comunitaria queden excluidos de la explotación de las aguas del Sáhara Occidental”.

El texto redactado, el 13 de julio de 2009, exige encarecidamente a la UE el respeto de la legalidad internacional y fue mantenido en secreto durante 7 meses. Por lo tanto, la UE debería haber encontrado una solución amistosa para respetar plenamente los derechos del pueblo saharaui, de conformidad a la legalidad internacional vigente, suspender el acuerdo ilegal; ó pactar otro acuerdo que excluya las aguas territoriales del Sahara Occidental. No pueden decir que no tenían información sobre la ilegalidad de esta actuación.

La UE debería haber suspendido el acuerdo de pesca con Marruecos justo después de la redacción del informe demostrando que es una institución seria y creíble en las que los ciudadanos de Europa y del mundo podemos confiar. Si no lo hacen, serán cómplices del saqueo de recursos naturales porque violan la legalidad vigente, y del blanqueo de dinero y de la corrupción porque los recursos termina en los bancos y en los bolsillos de altos manos marroquíes.

Tal vez las cosas desde Europa se ven desde lejos, y puede dormirse tranquilo mientras con una mano se dan alimentos por parte del programa ECHO de la UE y por otra se niega el más elemental derecho a la tierra y sus recursos naturales en contra de la legalidad internacional. Desde aquí, desde un campamento de refugiados en el que llevamos más de 35 años esperando, yo no puedo dormir tranquilo. Tampoco mis hijos.

Hoy es un día triste porque vemos que el pueblo saharaui ya no puede contar con los gobiernos europeos que parecen estar dispuestos a ignorar sus propias leyes en beneficio de los intereses de los gobiernos de Francia y España y de su protegido Marruecos.

¿Os importa algo el pueblo saharaui? Cada vez que los saharauis tratan de levantar la cabeza son de nuevo golpeados y amenazados ¿También podréis dormir con eso? ¿Pueden las palabras ser un aldabonazo a la conciencia? Nosotros no hemos perdido aún esa esperanza.

A pesar de todo, un cordial saludo que ojala les haga pensar.

Un refugiado saharaui indignado
Campamento de Bir Ganduz (Wilaya de Auserd), le 18 de febrero de 2011.

Abdeslem Omar Lahsen
Share  Compartir